viernes, 28 de marzo de 2014

Cómo nos hace la historia

Norman Duenas

"¿No te das cuenta de que si nos hacemos deshaciéndonos en la historia no podremos al mismo tiempo contarla? ¿Qué es entonces el contar el que nos cuenta? Si acaso fuéramos un punto testigo detenido en el suceder...Nunca seremos ese punto y no nos queda más remedio que ser un suceder que se cuenta. No podemos decir: yo soy, yo existo, yo fornico, yo me escarbo los dientes. Lo único que nos es permitido decir es: yo sucedo. Al suceder existo y al suceder me hago historia, pero me hago historia deshaciéndome en ella. Ya todo esto sería bastante cabronada, pero hay más: para contarme de lo único de que soy dueño es de mi propia transitoriedad. Y entonces, ¿qué instante escojo para contarme?, ¿cómo le pido al ojo que se mire? ¿Cómo toco el tacto? ¿Y no te das cuenta de que somos hijos de nuestros hijos? Hacemos historia y esa historia que hacemos nos hace. Por eso lo que ahora quiero, es eso: meterme dentro del mecanismo de esas ruedecillas dentadas, dentro del engranaje. Y por eso ya lo único que me interesa es el Tiempo. Ustedes creen que el Tiempo, como el Espacio, son simples cualidades de la materia. ¡Ya no hay materia! ¡Todo es energía! Einstein vio en el Tiempo una cuarta dimensión. Otro balbuceo. Porque es mucho más. Mucho más. Así como el espacio no es un simple recipiente de la materia, el Tiempo...Por eso el problema no es matemático ni físico. Por eso Einstein se quedó corto. ¡El tiempo es la energía de la eternidad!

[...]

Y el tiempo me interesa porque se engarza con el otro problema, el del idioma. El que hemos hecho los hombres y que nos hace hombres, el que nos piensa ocultamente cuando creemos arrogantes que lo estamos utilizando para pensar. Pero es un instrumento tosco, impreciso. Desde el momento en que se articuló y vertebró perdió toda eficacia para reflejar la fluidez del suceder. Se arrastra, a penas, tratando de alcanzar, de dar la ilusión del presente. Horrible espejismo. No lo alcanzará jamás. Sólo como pasado: ido, seco, muerto ya."

Fragmento de Te acordás, hermano (Joaquín Gutiérrez)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...